Los puntos solo se pueden unir mirando hacia atrás

Photo by Mihály Köles on Unsplash

En mi graduación de la facultad de Ciencias Matemáticas, donde tuve la oportunidad de hablar a todos los asistentes, recordando el famoso discurso de Steve Jobs dije que “los puntos solo se pueden unir mirando hacia atrás”.

Recordando este discurso, cito lo que en su momento dijo, que hoy somos lo nuevo pero en poco tiempo seremos lo viejo. Esto es la evolución. Es lo que es.

Jobs nos anima a no gastar nuestro limitado tiempo en esta vida viviendo la vida de otros. No dejar que el ruido de las opiniones de otros ahoguen nuestra propia voz interior. Y tener el coraje de seguir la intuición y nuestro corazón. De algún modo ellos ya saben lo que realmente queremos ser.

Se me eriza la piel recordando de nuevo este mensaje integrándolo con todo lo que he aprendido hasta hoy. La cosmología del Rave, con la herramienta de diseño humano, entre otras, me ha puesto encima de la mesa una realidad de la que no era consciente. Y sorprende.

En mi caso con un diseño de tipo proyector, muchas veces con la etiqueta de “la lista que todo lo sabe”, he tenido que aprender a callarme. Y a estar sola muchas veces para poder centrarme. Existe un diseño para cada uno de nosotros. Existe una motivación y una transferencia que nos saca de esa motivación. Y existe un propósito. Solo centrándote puedes saberlo. Yo no sé cuál es el tuyo. Solo pongo encima de la mesa herramientas que puedes probar para centrarte. Solo son opciones. Solo son posibilidades.

En un mundo estratégico donde solo se invierte dinero en modelos de negocio escalables, parece que una comunicación uno a uno no es rentable. No parece rentable que cada persona descubra el potencial de creación que lleva dentro. Parece que es más rentable seguir diciendo que te necesitan a ti, que se enganchen a ti, para que te sigan comprando y asegurar tus ingresos recurrentes.

Es complicado crear algo donde después de lanzar a la persona, la persona sigue sola creando lo que quiere, por su cuenta, escuchando su propia verdad, centrándose. No nos damos cuenta de lo que estamos creando durante el proceso de creación. Nos hacemos conscientes de ello después.

Hay personas que prefieren la comunicación en grupo. Genial, si eso les ayuda a despertar. En mi caso la comunicación uno a uno me enfrentó conmigo misma. Yo que había estado esquivándome tanto tiempo. Sí, entrar hasta el fondo de todas las cosas que te sacan de quicio. De todas las cosas que te molestan y te callas. De todas las cosas que no me gustaban de mí. Y de todas las cosas que no funcionaban para mí. Dentro de toda una herencia genética. Dentro de tantos condicionamientos que ya no eran para mí. Y en cierto modo sentir “menudo engaño durante tanto tiempo”. Te quitas la culpa. Te reconstruyes. Y te muestras de una forma diferente con la que te sientes en armonía. Y empiezas a vivir mucho más libre y sin tanto peso.

Yo animo a quien quiera probar sobre la cosmología del rave que busque y pruebe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.