Ahorrando con pequeñas acciones

Hace poco he descubierto 3 acciones sencillas que nos pueden ayudar a ahorrar un poco de dinero en nuestra factura de la luz. Un gasto fijo que tenemos todos los meses y, que merece la pena revisar, por si podemos ahorrar un poco, o quizás mucho. Las 3 acciones consisten en revisar:

  • Tipo de contrato.
  • Discriminación horaria.
  • Potencia contratada.

En tu factura de la luz tiene que aparecer el tipo de contrato que tienes:

  • Mercado libre. Precio que quiera poner la empresa.
  • Mercado regulado. Precio publicado en el BOE. Precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC).

En la página de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) puedes encontrar diferentes guías y publicaciones muy útiles y prácticas. Puedes pedir a tu empresa comercializadora que te cambie al mercado regulado si te interesa más.

La potencia contratada tiene que aparecerte en tu factura. Pagamos un fijo mensual por esa potencia contratada. ¿Cómo saber si estás pagando de más o no por esa potencia? ¿Tienes contratado un exceso de potencia por el que pagas un precio todos los meses aunque no la utilices?

En el simulador del CNMC puedes comprobar si tienes o no potencia contratada de más. Para poder hacer la simulación necesitas un documento con tus consumos y, que puedes descargar en la página web de tu empresa distribuidora. El nombre de la empresa distribuidora tiene que aparecer en tu factura. Tendrás que crearte un perfil en su web y, ya podrás descargar ese fichero. Consulta con tu empresa comercializadora cuánto va a cobrarte por hacer el cambio de potencia contratada y si necesitas o no el Boletín eléctrico.

Las condiciones de la discriminación horaria puedes consultarlas en la CNMC. Si durante la hora valle consumes al menos un 30% de energía del total, ya te compensa hacer el cambio de tarifa. Consulta con tu comercializadora cuánto te cuesta que te realicen el cambio de tarifa.

Para aprender un poco más, puedes:

Espero que te haya sido útil.

La vida del amor

Tratando de mantener mi salud mental, y dedicar un poco de tiempo a mi ocio, he visto la serie Love Life. Y me ha gustado mucho. Y también me ha emocionado. No contaré lo que ocurre para que quien quiera verla la pueda disfrutar.

La vida real está construida de miles de momentos cotidianos, sencillos, y repetitivos. Cada día se repiten. Y el resto de momentos que algunas personas comparten en sus redes sociales como “esta es mi vida”, llena de momentos super interesantes, pues no es la vida real.

Esta serie me ha gustado por lo real que es, por lo sencilla y, tan bonita. Llegar a vivir una vida en paz, tranquila y sencilla. No quiero nada más. Lo que otras personas quieran con su vida está perfecto. Solo quiero poder compartir parte de mi vida con personas que me transmitan paz, sencillez y tranquilidad. Que me sienta querida y respetada, y dejen de proyectarme sus expectativas.

Si una persona hace que te sientas continuamente inferior a ella, déjala. Termina esa relación. Acepta la soledad, una soledad contigo mismo/a, en la que te sientas en paz, y no con los juicios de otras personas que se creen con el derecho de decirte lo que tienes que hacer.

Haz lo que quieras con tu vida. Solo comparto mis experiencias aquí, en un ejercicio de tratar de poner orden en cómo me siento y poder expresarme. Me sorprenden algunas personas que no saben estar solas y continuamente buscan estar ocupadas con otras personas. Yo estoy prácticamente siempre sola. Y casi nadie se acuerda de mí hasta que necesitan algo de mí. La mayoría de personas están demasiado ocupadas viviendo sus vidas. Y es una realidad que yo veo. No tienes que estar de acuerdo. Como digo, solo trato de expresarme sin el juicio de nadie.

Aceptar lo que la vida te traiga

Photo by Max Kobus on Unsplash

Mi mentor Alf Gauna me dio el siguiente consejo:

La vida nunca permite vivirla como tu mente quiere. La vida acontece y el único secreto es alinear tu cuerpo con disciplina a lo que la vida realmente trae y evitar sufrimientos, la mente está aquí sólo para observar y comunicar, pero no para imponer su voluntad condicionada. Algo tan sencillo necesita paciencia.

Alf Gauna

Queriendo huir del sufrimiento, del dolor, del miedo, de la incomodidad que puede provocarme la vida, aprendiendo a perder, y seguir dando pasos aunque no vea el final del camino.

El mundo de fantasía de mi mente no existe en la materia, en la vida real visible. Aunque haya una clave 41 en mi diseño humano que hable del potencial creativo, de la esencia pura de donde surge toda creación. Creatividad que no consigue materializarse.

Consciente de la importancia de relacionarme con otras personas para ir encontrando con los años, o no, ese pequeño grupo que forma un fractal consciente, que se apoya mutuamente en su desarrollo, que forma una red de soporte y ayuda. Sin esas personas no tengo oportunidad de poder mostrar al mundo los dones escondidos en mi ADN. Nuestra esencia permanece escondida hasta que la vida te permite mostrarla.

A la espera del reconocimiento por parte de algún generador, que no le importe lo que sepa sino quien soy. Espero activamente, estudiando y potenciando mi capacidad cognitiva experimentando con mi variable.

Trabajando mi paciencia para estar en paz y aprender a ser compasiva consciente. Todos llevamos nuestra historia personal, problemas, heridas y sufrimientos, pero no tengo ninguna responsabilidad sobre tu sanación. En mi caso, hay un potencial de alegría de vivir que no voy a permitir que nadie me quite.

Os dejo un poco de música para acabar la publicación. Daydream – Marika Takeuchi.

¿Qué es eso de la consultoría?

Hace ya 12 años que conocí por primera vez el mundo de empresas de consultoría tecnológica. Hay consultoría de muchas áreas, como legal, fiscal, energética, infraestructuras de ingeniería, etc. Yo empecé en el mundo de la tecnología. Y me costó un tiempo entender qué era eso de hacer consultoría. De manera completamente fortuita, o quizás una serendipia, hizo que llegase a mis manos un libro que me ayudó a poner orden y palabras para entenderlo. Era el “Libro blanco de buenas prácticas en el mercado de la consultoría”. Aquí puedes leer una extensa definición de lo que es un libro blanco.

De forma resumida diré lo que yo entiendo. Es un documento elaborado por un grupo de personas que saben bastante sobre un tema y, que integran ese conocimiento de forma ordenada, para compartirlo con otras personas y, que sirva de referencia como buenas prácticas o recomendaciones para hacer un cierto trabajo.

Aquí tenéis acceso al “Libro blanco de buenas prácticas en el mercado de la consultoría” elaborado por la Asociación Española de Empresas de Consultoría.

Las fases del modelo de relación entre la empresa de consultoría y el cliente son:

  • Fase de preventa/identificación de necesidades.
  • Fase de selección de proveedores.
  • Fase de negociación y contratación.
  • Fase de provisión del servicio.
  • Fase de continuidad/fin de la relación.

Este proceso desde el punto de vista del cliente, sigue las siguientes fases:

Un área de consultoría que a mí me gusta mucho es la consultoría de proyectos. En realidad, sería la dirección de una oficina técnica de proyectos (Project Manager Officer, en inglés). Diseñas y escribes cómo llevar a cabo proyectos en base al área de experiencia de las empresas que van a participar en el proyecto. Integras capacidades de diferentes organizaciones y de este modo construyes algo que no habrían podido construir esas organizaciones por separado.

En octubre de 2011 realicé un curso sobre gestión de proyectos europeos con la Fundación Madri+d. Yo quería dirigir este tipo de proyectos. Esto es lo que mi mente quería. Luego la vida me trajo otro tipo de experiencias.

Una de las cosas que aprendí en este curso es cuáles son los principales motivos de conflicto entre los socios que participan en el proyecto:

  • Fallos en el trabajo de gestión.
  • Fallos en el trabajo técnico.
  • Problemas con derechos de propiedad intelectual.
  • Problemas con acceso a entregables: prototipos, pruebas piloto, etc.
  • Problemas con los pagos.

Para evitar o resolver estos conflictos, lo que se hace es redactar un Acuerdo de Consorcio entre los socios del proyecto.

¿Cómo resolver los problemas de propiedad intelectual? Lo que he podido aprender es que las Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) trabajan sobre la transferencia de conocimiento a las empresas.

Recientemente tuve la suerte de participar en una sesión online organizada por la Fundación del CSIC, donde se planteaba esta necesidad de tener más relación entre empresas e investigadores. Me sorprendió y me gustó la colaboración e interés surgido entre empresas tecnológicas que trabajan con inteligencia artificial y los investigadores de filosofía, para tratar los temas éticos de diferentes usos de la tecnología. Por otro lado, existe una necesidad de crear empresas con perfiles de personas con esa formación, que sean capaces de transformar investigaciones en productos o servicios comerciales. En este sentido, desde la Comunidad de Madrid existe una línea de ayudas económicas que se llaman “entidades de enlace” que tiene este propósito.

Ahora que hay un gran interés en la presentación de proyectos para acceder a los fondos europeos 2021-2027, quizás haya personas que les interese formarse en cómo se diseñan y presentan estas propuestas, por ejemplo con esta formación.

Para finalizar esta publicación, quiero compartir el estudio realizado por ECODES sobre la Fundación Aspronis. ECODES presentó recientemente este estudio como experiencia pionera de identificación y análisis del retorno social y socioeconómico del Servicio de Atención Precoz gestionado por la Fundación mediante la aplicación de la metodología SROI (Retorno Social de las Inversiones). Aquí tenéis acceso al estudio.

El motivo de incluirlo en esta publicación es que me gustó como propuesta para que todos los proyectos que se realicen, se evalúen desde el retorno social, además del retorno económico. Creo que debería ser obligatorio este análisis. Quizás las personas en los puestos de Responsabilidad Social Corporativa puedan hacer fuerza y trabajar junto con la Dirección de Operaciones que ejecuta los proyectos como con la Dirección estratégica, para incorporar en el detalle concreto de la ejecución en qué consiste ese retorno social.

ENTRADAS RELACIONADAS

Empezando con el análisis de datos con R

Photo by Carlos Muza on Unsplash

Llevo algún tiempo pensando sobre esta publicación. No estaba segura si sería o no interesante para alguien. Y me he decidido a escribirla. Si llega a alguien que le interese, pues genial, y si no, al menos habré tenido la experiencia del proceso creativo de escribirla.

En diversas publicaciones leo comentarios sobre Data Science (Ciencia de Datos), Chief Data Officer (Director/a de Datos), y muchas otras palabras que van surgiendo. En esta publicación compatí algunos recursos sobre programación de software que pensé que podrían interesarle a alguien.

En esta ocasión quiero compartir algunos recursos sobre aprender las bases del software R. Es un software que personalmente me gusta, porque es un software de código abierto que todo el mundo puede utilizar de forma gratuita.

Lo primero es saber si este tema te puede interesar o no. ¿Para qué sirve esto? Con este software puedes realizar análisis estadísticos y gráficas sobre tablas de datos a los que tengas acceso.

¿Y para qué? Para analizar qué relación existe entre esos datos y, junto a tu conocimiento, por ejemplo, de un sector de clientes, tomar decisiones para tu negocio.

Por ejemplo, puedo ver si en los datos de compra del supermercado se compra más de un determinado producto que de otro, y crear modelos de ecuaciones que me estimen cómo se comportarán esos datos en el futuro. De esta forma, tomo decisiones en base a esas predicciones de futuro. ¿Qué puedo necesitar en ese futuro? Puedo necesitar más camiones de transporte, o menos almacenes, o menos personas contratadas, o negociar precios con nuevos proveedores que me aseguren las cantidades de producto que necesito atender en ese futuro. Estos son solo algunos ejemplos.

Hay otros software que puedes utilizar comprando licencias. Pero a veces estas licencias tienen un precio que no puedes pagar, y otras, no quieres asumir el riesgo de que la empresa deje de tener en funcionamiento ese software y no puedas seguir utilizándolo. ¿Cómo tomarías decisiones si ya no puedes analizar los datos? Por eso a mí me gusta el software libre.

Para empezar a programar con R, lo primero que necesitas saber es instalarlo. Puedes hacerlo desde esta web (en inglés). En este documento (en español) para principiantes te explica cómo empezar. Y en este otro enlace tienes un libro online (en español).

Lo siguiente que necesitas aprender son las bases matemáticas de los análisis estadísticos para saber seleccionar qué funciones aplicar a tus datos y luego, saber cómo interpretar los resultados. Conceptos que necesitas aprender como: valores P, coeficientes de regresión, residuales, etc. También aprender el funcionamiento de funciones estadísticas:

Los datos obtenidos de R podemos visualizarlos por ejemplo en gráficos más bonitos como estos, y así crear nuestros cuadros de mando de decisiones de nuestra organización. Después de analizar los datos, saber mostrarlos y contar su historia será clave para enseñar el conocimiento que nos aportan.

Fuente: mindthegraph.com

Una publicación que me gusta mucho para estar informada sobre la actualidad en el análisis de datos es Data Science Central. Dentro de esta web hay un área específica dedicada a la parte que más me gusta y es, la analítica y la inteligencia empresarial (Analytics and Business Intelligence, en inglés).

¿Podría combinar los conocimientos que tengo sobre bases de datos, programación y diseño humano? Sí. Lo que no tengo es acceso a los datos. Ese es el negocio de este momento, quien tiene los datos es quien hace el negocio.

Cuida tu bioquímica antes que se descontrole

Un día tu cuerpo se descontrola. No sabes por qué. Aunque revisando pequeños achaques, contracturas, tensiones, pinchazos, o hábitos que has descuidado, quizás encuentres los motivos que han originado esta nueva crisis en tu cuerpo.

Esta vez ha sido un problema de sueño. No ha sido como otras veces, donde me despertaba en mitad de la noche con un ataque de pánico o sintiendo que alguien me perseguía o me aprisionaba. Esta vez el cerebro era incapaz de dormir. Primeros días con dificultad para dormir, pero después de muchas horas conseguía dormir.

Quizás estar con pantallas hasta poco antes de irme a dormir, aunque tenga el control de la luz que atenúa la pantalla y la vuelve más amarilla no era suficiente. O quizás la adicción a las redes sociales, buscando una validación externa o una nueva novedad que me entretenga.

Qué miedo después de haber visto el documental “el dilema de las redes” . ¿Hasta qué punto mi comportamiento se ha modificado en beneficio de los intereses económicos de estas empresas para mantener mi atención en la pantalla y mostrarme su publicidad? Publicidad estratégicamente diseñada para acceder a tu mente inconsciente y convencerte que necesitas comprar algo que en realidad no necesitas, pero saben explotar las vulnerabilidades psicológicas de las personas. A eso se dedican muchas personas, a estudiar qué palabras son las más adecuadas para condicionar cómo te sientes y así que sea más sencillo manipular tu comportamiento en su propio beneficio.

Pues ahí estaba toda la noche sin poder dormir. Tooooda la noche. ¡Qué incapacitante es no poder dormir! Ansiedad con cada hora que pasaba. Sensación de ahogo. Desesperación. Las técnicas de relajación y respiración no funcionaban. No estaba nerviosa. Simplemente el cerebro no se apagaba.

Al día siguiente estaba hecha polvo. Mareada. Con dolor de cabeza. Me dolía tocar la cabeza. No pude hacer nada en todo el día, salvo estar en casa. Y confiar que, por la noche, de propio agotamiento pudiese dormir y poco a poco mi ciclo circadiano volviese a regularse. Veremos cómo evoluciona.

Después de esta crisis he retomado mi disciplina con algunos hábitos saludables que había descuidado.

¿Cuidas tus hábitos para mantener la salud de tu cuerpo o buscas escusas? Espero que te des cuenta de las señales que te va dando el cuerpo y, no llegues a estar incapacitado en una cama para que pares y prestes atención a los cuidados que necesita tu cuerpo.