Cuida tu bioquímica antes que se descontrole

Un día tu cuerpo se descontrola. No sabes por qué. Aunque revisando pequeños achaques, contracturas, tensiones, pinchazos, o hábitos que has descuidado, quizás encuentres los motivos que han originado esta nueva crisis en tu cuerpo.

Esta vez ha sido un problema de sueño. No ha sido como otras veces, donde me despertaba en mitad de la noche con un ataque de pánico o sintiendo que alguien me perseguía o me aprisionaba. Esta vez el cerebro era incapaz de dormir. Primeros días con dificultad para dormir, pero después de muchas horas conseguía dormir.

Quizás estar con pantallas hasta poco antes de irme a dormir, aunque tenga el control de la luz que atenúa la pantalla y la vuelve más amarilla no era suficiente. O quizás la adicción a las redes sociales, buscando una validación externa o una nueva novedad que me entretenga.

Qué miedo después de haber visto el documental “el dilema de las redes” . ¿Hasta qué punto mi comportamiento se ha modificado en beneficio de los intereses económicos de estas empresas para mantener mi atención en la pantalla y mostrarme su publicidad? Publicidad estratégicamente diseñada para acceder a tu mente inconsciente y convencerte que necesitas comprar algo que en realidad no necesitas, pero saben explotar las vulnerabilidades psicológicas de las personas. A eso se dedican muchas personas, a estudiar qué palabras son las más adecuadas para condicionar cómo te sientes y así que sea más sencillo manipular tu comportamiento en su propio beneficio.

Pues ahí estaba toda la noche sin poder dormir. Tooooda la noche. ¡Qué incapacitante es no poder dormir! Ansiedad con cada hora que pasaba. Sensación de ahogo. Desesperación. Las técnicas de relajación y respiración no funcionaban. No estaba nerviosa. Simplemente el cerebro no se apagaba.

Al día siguiente estaba hecha polvo. Mareada. Con dolor de cabeza. Me dolía tocar la cabeza. No pude hacer nada en todo el día, salvo estar en casa. Y confiar que, por la noche, de propio agotamiento pudiese dormir y poco a poco mi ciclo circadiano volviese a regularse. Veremos cómo evoluciona.

Después de esta crisis he retomado mi disciplina con algunos hábitos saludables que había descuidado.

¿Cuidas tus hábitos para mantener la salud de tu cuerpo o buscas escusas? Espero que te des cuenta de las señales que te va dando el cuerpo y, no llegues a estar incapacitado en una cama para que pares y prestes atención a los cuidados que necesita tu cuerpo.

Reiki, nuestra herramienta de equilibrio diario

Volviendo a los niveles de desarrollo que propone Ken Wilber, en su libro “La Religión del futuro”, estaba pensando qué herramientas nos pueden ayudar a experimentar nuestro cuerpo y conectarnos con los estadios del despertar. Herramientas que conecten los dos procesos.

Una herramienta que yo utilizo es el reiki. Estoy iniciada en Reiki Usui Tibetano nivel I y II. Para quien no conozca esta práctica, los libros de José María Jiménez Solana a mí me encantan.

Referencio de nuevo algunas prácticas que yo realizo para cuidar el cuerpo. por si te resultan interesantes.

Voy a explicar un poco cómo vivo yo la práctica del reiki, cómo lo siento y cómo lo interpreto.

El reiki para mí es una práctica que te permite sintonizar la frecuencia de tu cuerpo con una frecuencia del universo que llamamos “amor universal” o “esencia pura”.

Si quieres aprender sobre frecuencias del universo, te recomiendo el curso de Nassim Haramein que se acaba de estrenar en español.

En una sesión de terapia de “proyecto sentido”, concepto desarrollado por el psicólogo francés Marc Fréchet, donde revives tu nacimiento, pude experimentar lo que era sentirse “esencia pura”. Y fue bastante emocionante.

Después, en mi iniciación de nivel I de reiki, sentí esa misma sensación de “esencia pura” y me puse a llorar sin parar, lloraba de felicidad, ¡todo estaba conectado! No podía creerme que esa esencia estuviese fluyendo por mi cuerpo.

Empecé mi práctica de nivel I con autosanación. Un tiempo después, me interesé por el nivel II. Aunque antes de poder hacer la iniciación de nivel II, me pasó algo bastante sorprendente.

Estaba caminando por la calle tranquilamente y, una presión en el centro del pecho estaba pulsando. Mi cabeza se llenó de mensajes que me decían sobre la conexión con todo el universo, sobre los fractales, las geometrías, etc. Luego fui a un pequeño concierto en el Auditorio Nacional de Música, dentro del Ciclo “La Generación Ascendente”, ¿casualidad el nombre? En el auditorio volvió a intensificarse la pulsión en el pecho. La música había activado algo. No sé cómo explicarlo. Era una sensación de conexión con todo, todo estaba vibrando, y yo no podía dejar de llorar, estaba emocionada por la belleza de la música, de la vida, de existir.

Unos días después de este episodio, tuve mi iniciación de reiki de nivel II, y de nuevo volví a experimentar la conexión con todo el universo. Esta vez no me puse a llorar, simplemente estaba perpleja. ¿Qué estaba pasando? Experimentaba algo y poco después aparecía algo que me lo explicaba.

Empecé mi práctica de reiki de nivel II y empecé a practicar a enviar reiki a distancia. El siguiente paso que me gustaría es aprender bioreiki.

En estos tiempos de distanciamiento social, quizás el reiki nos ayude a seguir sintiéndonos conectados.

Aprende a sentir los tránsitos planetarios

Image by WikiImages from Pixabay

En España, el 7 de mayo de 2020 habrá luna llena a las 12:47 pm hora CEST. Puedes consultar esta información en la aplicación de planet watcher.

La luna llena ocurre cuando el Sol y la Luna están en signos astrológicos opuestos, y se encuentran en el mismo grado de arco y el mismo minuto. Ese sería el punto máximo de la luna llena. Si habéis estudiado trigonometría, sabéis que, una circunferencia se divide en 360º. Si consideramos 12 signos astrológicos, dividiendo 360 entre 12, nos salen porciones de arco de circunferencia de 30º. Son un poco más de 30º, pero no sé cómo lo ajustan los astrólogos. Nos da igual para explicar lo que quiero compartir.

Los tránsitos son las posiciones que van ocupando los astros a lo largo de la rueda astrológica. En base a estas posiciones, se hacen los cálculos para obtener la información convertida a la rueda del I Ching, las líneas, colores, tonos y bases que aparecen en la herramienta de 64Keys.

Estos tránsitos no afectan de la misma forma a todas las personas. Depende de tu capacidad cognitiva, y de cómo sientas tu cuerpo. También necesitas madurez psicológica para darte cuenta del mundo que te rodea.

Una forma sencilla de poder aprender cómo me afecta de forma particular a mí un tránsito, es utilizando la herramienta de 64Keys. Desde el menú inicial tienes el botón “ME transit”.

Lo que hace esta funcionalidad es pintar el gráfico que resulta de unir tu diseño al diseño del tránsito de planetas.

Para saber lo que significan los números, pulsa sobre ellos, y en la parte inferior te explica su significado. También puedes buscar los números (puertas y líneas) en el diccionario de la herramienta.

Una forma sencilla y rápida de poder interpretar a tu forma cómo sientes tu cuerpo en un momento dado.

Que te duela el cuerpo no es normal

En una consulta de un especialista en diferentes terapias corporales, me pregunta por una lista de problemas de salud. A muchos de ellos respondo que no, y a otros, saco mi lista.

Sobre algunos de los problemas que dije que estaba bien, al observar conscientemente el cuerpo, sí tengo síntomas. Uno muy claro es la acidez de estómago. Algunos buenos hábitos de alimentación que aprendí, los he ido relajando tanto que he vuelto a coger algunos hábitos que no le sientan bien a mi cuerpo.

Leer más »