Sigue tu camino aunque nadie te siga

Photo by Austin Chan on Unsplash

A lo largo de mi vida, en las conversaciones más inesperadas, han surgido oportunidades.

El día de mi cumpleaños tuve la suerte de conocer a una persona muy importante en un evento. No hice nada. Solo esperé durante el cóctel de la comida, y una persona que yo conocía nos presentó. No podía creerme que funcionase la espera activa para los proyectores. Había sentido la tentación de ir y presentarme, pero me contuve con fuerza y esperé. Y ¡ta chán!, apareció la oportunidad.

En un momento me quedé a solas con esta persona, y pudimos hablar de forma más distendida y en confianza. Después de un rato de conversación, la persona me preguntó “¿tú qué quieres hacer, cuál es tu sueño?”. No podía creerme que me preguntase esto. Le dije que quería facilitar nuevas formas de crear equipos de trabajo más eficientes, y que había empezado desde hacía 6 meses con la herramienta de Genius Report, hablando con compañeros de trabajo durante el tiempo de café o pequeños descansos. Yo tampoco podía creerme que me hubiese lanzado así a hablar esto con una persona que acababa de conocer.

Le expliqué que eran necesarios tus datos de nacimiento, hora, fecha y lugar, y que eso generaba muchos prejuicios y críticas por parte de diferentes personas. Y me estaba costando encontrar personas que quisiesen usarlo e implementarlo en sus organizaciones.

Me dijo que conocía el I Ching, la astrología y el Diseño Humano. Yo estaba flipando con lo que estaba escuchando. ¿Sabes esa sensación de estar en el lugar que tienes que estar con las personas que tienes que estar?. Así me sentía. Si yo no saco la conversación, esto no habría sucedido. Pero naturalmente surgió. Le expliqué que yo conocía todas esas herramientas y que las estaba estudiando para ver su aplicación práctica y sencilla en el día a día.

Me dijo que muchas de estas herramientas, para muchas personas son demasiado, les abruma, y que a veces, la psicología más sencilla es mucho más eficaz. Aprender de las personas como espejos y saber por qué me molesta eso del otro. Ya no pude hablar más con esta persona, pero guardé su tarjeta de contacto como un tesoro.

Hace algunas semanas una amiga me dijo:

No te cortes más en ser quien eres, el potencial que tienes es muy grande, no lo frenes. Te siento como un foco, o igual con un machete abriendo camino. No te pares a mirar atrás y sigue. Es genial. Te está acompañando gente. Cuando te des cuenta llevarás un montón de gente acompañándote.

Otra de mis amigas también me recordó lo siguiente:

Veo cuánto luchas por ser una mujer verdadera, una persona auténtica, una persona cuya vida tiene sentido y propósito, es algo precioso en ti y es algo que admiro mucho en ti.

Otro buen amigo me recomendó este artículo, “Always be shipping!“, que agradecí ernormemente.

A veces me desanimo por la presión de las redes sociales, donde no tengo ninguna, o prácticamente ninguna relevancia. Pero luego me fijo en las personas que realmente son amigas/os mías, personas que ven quien soy y me apoyan para seguir adelante. Gracias por estar ahí.

Conviviendo con la ira

Después de un desagradable episodio de ira con una persona, me he observado cómo se repite este patrón a lo largo de mi vida con diferentes personas.

¿Qué provocó este estado de ira en mí?

Recibir el desprecio de una persona de quien no esperaba recibir este comportamiento. Harta de haberlo recibido en otras ocasiones y no haber sabido cómo responder, haberme callado cuando lo que quería era mandar al infierno a esta persona, estallé en una explosión de ira donde no me callé.

Después de lo humillada que me sentía, pasé a sentirme culpable por mi reacción y, sobre todo, por el estado emocional desgastante en el que yo me había quedado. Me disculpé con la persona, y no tuve respuesta por parte de ella. Pero yo me sentí mucho mejor.

Con todos los libros que tengo, fui a revisar uno que no había leído. Un libro que me regaló mi hermano. Revisando este libro me han resultado curiosas ciertas serendipias:

  • Editado el 1985, el mismo año que nací.
  • Editado en León, como el arquetipo de animal de mi configuración cognitiva de mi diseño humano.

Este libro se llama “Encontrando un camino: Introducción a una terapia de autoayuda” de Alex Howard. Abrí el libro, y la página por donde abrí hablaba sobre “hacer valer tus derechos y la ira”. No pude evitar sonreír al ver esta serendipia. Me puse a leer y encontré algunas reflexiones que me ayudaron a poner orden cómo me sentía, y los patrones de ira que se repiten en mi vida:

  • Me enfado conmigo mismo porque no me siento satisfecho de la forma en que traté a la otra persona.
  • Me enfado conmigo mismo porque me sentí herido por sus comentarios.
  • Me enfado porque no logré decir, clara y sencillamente, lo que quería.
  • Me enfado porque me dejé llevar por los deseos del otro como resultado de mi propia inseguridad.

Cuantas más formas puede encontrar la persona de expresarse abierta y sinceramente, y de aceptarse a sí misma tal y como es, menos necesidad tiene de enfadarse.

La dificultad está en encontrar formas de descargar la ira sin usarla como arma para herir o manipular a los otros como, por ejemplo, yo te “golpeo” con mis emociones, te engancho, te manipulo, te desarmo o te hago perder tu equilibrio a través de ellas. Ensayando un sinfín de estratagemas para hacerte sentir incómodo, necio y con ganas de castigarte, todo con la esperanza de conseguir que hagas lo que yo quiero.

Y después de este repaso, fui a por otro libro, de una de las personas que, desde mi punto de vista, es la mejor profesional que conozco en temas de asertividad, Olga Castanyer. El libro se llama “Aplicaciones de la Asertividad”. En 2010 compré otro de sus libros, “La asertividad, expresión de una sana autoestima”, que repasaré estos días también, porque parece que se me ha olvidado lo que aprendí en su día. Olga habla de los tres perfiles de asertividad:

  • Agresividad.
  • Asertividad.
  • Sumisión.

En el capítulo 4 del libro “Aplicaciones de la Asertividad”, habla sobre “Cómo reaccionar ante una agresión verbal”. Explica que, por muy asertivos que seamos y muy elegantemente que hayamos aprendido a decir las cosas que puedan molestarnos, nunca podremos evitar que algunas personas y en algunas situaciones nos agredan verbalmente o aún más, que intenten someternos a burla o desprecio.

Hay personas que buscan en todo momento dejar claro que son más inteligentes, rápidas, o eficientes, a base de hacer que los demás se sientan inferiores. La mayoría de las veces, un desprecio o una burla son más una forma de buscar notoriedad que un deseo de dañar al otro.

Si la otra persona tiene necesidad de sentirse reconocida no vamos a permitir que sea a nuestra costa. Las herramientas no nos van a ayudar a cambiar a la persona, pero sí a ponerle límites y no permitir que nos utilice para sentirse mejor.

Algunas de las respuestas que nos propone Olga para memorizarlas y ponerlas en práctica ante desprecios, son por ejemplo:

  • No seas despreciativo.
  • Me estás faltando al respeto.
  • Así no te sigo escuchando.
  • Así no hablo contigo.

Y cortar la conversación.

También nos propone formular algunas preguntas sobre el desprecio que hemos recibido:

  • ¿Por qué se supone que no entiendo de estas cosas?
  • ¿Por qué no te vale la pena perder el tiempo conmigo?
  • ¿Qué es lo que te decías?

Revisando a nivel profundo mi diseño humano, revisando la caja planetaria (herramienta 64Keys) y la configuración que aparece en el planeta Júpiter, en la parte inconsciente, aparece una lección importante:

  • Puerta 58: Alegría. El insaciable impulso de satisfacer el deseo de una alegría de vivir sin cargas y una vitalidad ligera. El potencial de la puerta es la alegría de vivir.
  • Línea 5: Protección. La protección contra estímulos provocativos.
  • Potencial de la línea: El poder de protegerse contra los estímulos, sin importar lo tentadores que sean.
  • Sombra de la línea: Los estímulos discutibles se aceptan sin protección, sin embargo, sin rendirse a ellos.

Es posible que necesite repasar apuntes sobre gestión de conflictos y sobre el libro de “Comunicación no Violenta”, de Marshall Rosenberg.

Quizás la parte más complicada de este aprendizaje es aceptar la decepción de haber esperado algo de una persona que no existe, de un ideal de esa persona creado por mi mente. Y aceptar la existencia de esa otra persona que me desprecia. Aprender a decir un NO rotundo a este tipo de comportamientos y mantenerte alejada de este tipo de personas.

La aventura de crear un canal de YouTube

Después de mi crisis existencial motivada por mi miedo a la muerte, exacerbado a raíz de la cuarentena del Covid-19, tomé la decisión de, embarcarme en una nueva aventura creativa, creando un canal de YouTube, donde explorar mis habilidades como formadora, compartiendo temas que me han ayudado en mi desarrollo existencial y que creo que pueden servir a otras personas.

El inicio ha sido complejo y complicado, y lo puedo estructurar en estas 3 fases:

  1. Superar las barreras tecnológicas. Mundo externo y mis capacidades para adaptarme a él. Muchas horas de trabajo.
  2. Superar las barreras psicológicas. Autosabotaje mental. Mi mundo interior en revolución. Saltar al vacío en un acto de fe en la vida.
  3. Análisis objetivo de resultados. Recopilar recomendaciones, mejoras y consejos de mis amigos/as, y preparar el siguiente vídeo incorporando el aprendizaje.

Superar las barreras tecnológicas:

Investigar, analizar, seleccionar y probar con qué herramientas iba a editar los vídeos. Probar funcionalidades básicas y posibilidades más avanzadas.

Una de mis páginas favoritas para aprender sobre tecnología es Xataka. Era mi día de suerte, porque encontré una publicación del 20 de marzo de 2020:

Los 33 mejores editores de vídeo gratis: para escritorio, online y para móviles.

Un amigo me recomendó una herramienta que estaba en este listado. Me decidí a probarla, pero no me gustó su rendimiento funcional. Así que, decidí otra herramienta, que me dio muy buena sensación cuando leí sobre ella. La herramienta se llama Lightworks.

De momento, estoy aprendiendo con tutoriales de su web y en YouTube. Aprender cómo se estructuran las pistas de vídeo, audio e imágenes. Aprender a enlazarlas y solaparlas. Después de muchas horas dedicadas a pruebas y errores, conseguí montar algo que quisiese compartir. Y publiqué mis dos primeros vídeos.

Quiero explorar las funcionalidad de efectos, que he visto vídeos muy bien hechos con ellos. Hay todo un mundo detrás de la edición de vídeos. Yo estoy tratando de ir a lo básico, sencillo y eficiente, para crear prototipos que me permitan aprender de forma rápida.

Como soporte de grabación, mi móvil y un trípode pequeño de mesa, que me recomendó otro amigo. Me di cuenta que, el tema del sonido podía mejorarlo con una pequeña inversión. Así que, decidí invertir en un pequeño micrófono de solapa que había investigado que lo usaban muchos profesionales. Aún no he publicado ningún vídeo con el sonido de este micro, pero lo haré próximamente.

Superar las barreras psicológicas:

La grabación de los vídeos también me ha costado. Primero la vergüenza tremenda a la cámara. Vergüenza por mostrarme. Vergüenza a hacer el ridículo. Miedo a las críticas. Hacía tan solo unas semanas había descubierto los vídeos de Dottotech, y quería que mis vídeos fuesen así de geniales, pero en tiempo récord. Menuda presión autoimpuesta de perfección. Una loca fantasía, teniendo en cuenta la increíble trayectoria de años de experiencia de Steve Dotto.

Bajando los pies de la fantasía a la tierra, esto es un proceso que lleva tiempo. Para mí, está bien tener referentes que admire, que me inspiren y me entusiasmen a mejorar y ser lo mejor que yo pueda llegar a ser. Y también siendo realista de las capacidades, el proceso de aprendizaje, y no olvidar aportar mi estilo propio. Así que, ahora un poco más relajada, trataré simplemente disfrutar el proceso creativo e ir probando con cada prototipo de vídeo que publique.

Análisis objetivo de resultados, aprender y seguir mejorando:

Me queda un largo camino. De momento, me he apuntado al curso gratuito de Steve Dotto para empezar un canal de YouTube de cero.

También he vuelto a consultar el libro “El Arte de Presentar”, la mayor joya de la comunicación que se ha escrito en habla hispana. Es mi referencia en comunicación junto con el blog.

Me he hecho una lista con los consejos que me han dado mis amigos/as, e iré mejorando poco a poco.

Ya me lo dijo un amigo hace algunos años, “tú necesitas trabajar en algo donde puedas crear cosas, es tu esencia”. Me caló de lleno.

Una amiga me ha dicho “a ver, sé realista, y valora lo que has creado en una semana, tiene mucho mérito empezar esto de cero, y lo más importante, que te has atrevido y te has lanzado”.

Doy gracias a la vida por tener amigas/os así. Que te apoyan y te animan para que sigas desarrollándote.

Aprende a sentir los tránsitos planetarios

Image by WikiImages from Pixabay

En España, el 7 de mayo de 2020 habrá luna llena a las 12:47 pm hora CEST. Puedes consultar esta información en la aplicación de planet watcher.

La luna llena ocurre cuando el Sol y la Luna están en signos astrológicos opuestos, y se encuentran en el mismo grado de arco y el mismo minuto. Ese sería el punto máximo de la luna llena. Si habéis estudiado trigonometría, sabéis que, una circunferencia se divide en 360º. Si consideramos 12 signos astrológicos, dividiendo 360 entre 12, nos salen porciones de arco de circunferencia de 30º. Son un poco más de 30º, pero no sé cómo lo ajustan los astrólogos. Nos da igual para explicar lo que quiero compartir.

Los tránsitos son las posiciones que van ocupando los astros a lo largo de la rueda astrológica. En base a estas posiciones, se hacen los cálculos para obtener la información convertida a la rueda del I Ching, las líneas, colores, tonos y bases que aparecen en la herramienta de 64Keys.

Estos tránsitos no afectan de la misma forma a todas las personas. Depende de tu capacidad cognitiva, y de cómo sientas tu cuerpo. También necesitas madurez psicológica para darte cuenta del mundo que te rodea.

Una forma sencilla de poder aprender cómo me afecta de forma particular a mí un tránsito, es utilizando la herramienta de 64Keys. Desde el menú inicial tienes el botón “ME transit”.

Lo que hace esta funcionalidad es pintar el gráfico que resulta de unir tu diseño al diseño del tránsito de planetas.

Para saber lo que significan los números, pulsa sobre ellos, y en la parte inferior te explica su significado. También puedes buscar los números (puertas y líneas) en el diccionario de la herramienta.

Una forma sencilla y rápida de poder interpretar a tu forma cómo sientes tu cuerpo en un momento dado.

Coincidentes laborales

Photo by James Pond on Unsplash

Mi primer jefe hizo una labor de mentor conmigo que, a pesar de los pesares, me espabiló de forma acelerada. Yo empecé a trabajar con una visión muy idealizada del trabajo y del entorno de la organización. Empecé trabajando con una beca, mientras terminaba la facultad de Matemáticas.

Este jefe me enseñó a buscarme la vida en el nivel naranja de la Dinámica Espiral, el mundo del business, por aquel entonces, agresivo y despiadado mundo del “camino de la rata”, el truco “del palo y la zanahoria”, los eternos niveles de “carrera profesional”, donde empiezas como junior 1, junior 2, junior 3, analista 1, analista 2, analista 3, consultor 1, consultor 2, manager, director, y si no has muerto por el camino, o has entrado en una profunda depresión, y has renunciado por completo a tu vida personal, a lo mejor un socio se jubila y te promocionan a socio.

Una maquinaria productiva basada en exprimir al máximo a las personas más abajo de la jerarquía, para que los puestos superiores puedan cobrar sus salarios de 80.000, 100.000, 200.000€, etc. Porque su imagen, sus habilidades de relaciones públicas, y su influencia para cerrar contratos, valían esos salarios. Sus redes de poder, sus redes de contactos, sus amigos en posiciones de poder movían los hilos para cerrar las oportunidades de proyectos millonarios.

Te enseñaban a elaborar ofertas, donde se presentaban los CVs de los mejores de la organización para que la oferta se puntuase con la mayor calificación. ¿Luego esos perfiles eran quienes ejecutaban el proyecto? Las ofertas iban cargadas de 1 remero y 10 palmeros.

Este jefe me recomendó leer algunos libros:

Fui aprendiendo a base de golpes, decepciones y frustraciones, que quien te hacía un favor, era porque esperaba otro favor de vuelta. Nadie regalaba nada. Se llevaba una cuenta de quién debía a quién favores.

En diferentes ocasiones, de repente, te contactaba una persona que nunca la habías visto. No sabías quién era. Nunca habíais hablado. Esta persona se inventaba alguna excusa para empezar a hablar contigo, por ejemplo, en la sala de descanso de la comida, en la zona del café. Daba igual. Esa persona quería algo de ti. Y se buscaba las mañas, para inventarse una forma de contactar contigo. Movía sus redes de poder, a veces sutilmente, y otras bastante descaradamente.

Solían tener un patrón de comportamiento. No sé si lo habían aprendido en libros o cursos, o de sus superiores que les habían enseñado esa forma de comportarse. Trataban de ser amables, falsamente amables. Fingían querer hacerse amigos tuyos. Trataban de sacarte temas personales y entrometerse a bocajarro en tu vida personal, trataban de buscar tus puntos débiles, por dónde podían hacerte daño, por dónde podían criticarte, o provocarte para sacarte de tus casillas. Verdaderos estrategos de juegos de poder. Si de mi hubiese dependido, los habría despedido a todos, por falsos, sin ninguna ética profesional, que se convertían en extorsionadores.

Hace unos meses, un amigo me recomendó volver a leer el libro del Sun-Tzu, el arte de la guerra para ejecutivos y directivos. Y volví a leer algunas reflexiones interesantes.

Un ejército se halla expuesto a 6 calamidades, que no proceden de causas naturales, sino de errores de los que únicamente el general será responsable. Estas son:

  • Huida.
  • Insubordinación.
  • Colapso.
  • Ruina.
  • Desorganización.
  • Fuga desordenada.

Respecto a la huida, explica que, en condiciones similares, si una fuerza se lanza sobre otra que es 10 veces superior, el resultado será que la primera fuerza huirá.

Cuando los soldados de a pie son demasiado fuertes y sus oficiales demasiado débiles, el resultado será la insubordinación. Si ocurre al contrario, que los oficiales son demasiado fuertes y los soldados de a pie demasiado débiles, el resultado será el colapso.

Si los oficiales superiores están enfadados e insubordinados, al encontrarse con el enemigo, combatirán por su cuenta, impulsados por el resentimiento, antes que su jefe pueda indicarles si están o no en posición para combatir, y el resultado será la ruina.

Cuando el general es débil y no tiene autoridad, cuando sus órdenes no son claras y concisas, cuando a los oficiales y a los hombres no se les asignan deberes fijos que cumplir y las filas se forman de una manera descuidada y azarosa, el resultado es la mayor desorganización.

Cuando un general, incapaz de calcular la fuerza del enemigo, permite que una fuerza inferior entable combate con otra más grande o lance un destacamento débil contra otro poderoso y descuide situar en la primera fila a soldados con picas, el resultado es la huida a la desbandada.

La prueba de todo gran general es la capacidad para:

  • Calcular al adversario.
  • Controlar las fuerzas de la victoria.
  • Calcular astutamente las dificultades, peligros y distancias.

Si estas reflexiones se respirasen desde un meme naranja saludable, yo creo que pueden ayudar a organizarnos. Me parece que tienen bastante sentido común.

Algunas de las organizaciones de nivel naranja, porque se componen de personas con una perspectiva mayoritariamente naranja, tratan de dar una falsa imagen de meme verde, donde aparentan tener un sentido de comunidad, que es mentira. Siguen poseídos por la envidia a sus compañeros, sus celos, su rabia, su cobardía, egocéntricos y narcisistas.

Y aquí seguimos, luchando los memes naranjas contra los verdes. ¿Para cuándo el salto al nivel turquesa?

Uno de los consejos que me dio mi primer jefe fue “no te confundas con la gente en el trabajo, no sois amigos, solo sois coincidentes laborales“.

Escalando la espiral, estadios de desarrollo

Image by JL G from Pixabay

Hace algunos días, mi mentor me recomendó los vídeos de Futurofilia. Después de ver algunos de los vídeos, me di cuenta que me habían ayudado a colocar ciertas percepciones que no tenía del todo integradas.

Ya había escuchado hablar sobre la herramienta de Dinámica Espiral. Me gusta cómo lo explica de forma resumida Pijamasurf. Podéis encontrar bastante información en internet. Han montado bastante bien el modelo de negocio de consultoría, formación y certificaciones.

Recordé un libro que me había recomendado Gauna, y que aún no había leído, solo ojeado un poco. Son más de 700 páginas muy densas. Es el libro de “La Religión del Futuro. Una visión integradora de las grandes tradiciones espirituales” de Ken Wilber.

Ahora que tengo tiempo para SER, mientras espero de forma activa hasta que aparezca una nueva oportunidad laboral para mí, seguiré estudiando los temas que me apasionan, los temas sobre la vida. Llevo 20 páginas leídas del libro, y ya tengo bastantes notas y subrayado, y me he motivado para escribir y compartir.

Wilber explica que el ser humano experimenta dos grandes tipos de crecimiento:

  • Desarrollo.
  • Despertar.

Explica que el desarrollo se refiere al avance, crecimiento y desarrollo a través de una secuencia de marcos de referencia interpretativos que gobiernan el modo en que se interpreta y, en consecuencia, se experimenta el mundo. Y esta secuencia la divide en estadios de desarrollo.

Por otro lado, habla del despertar o iluminación como la unidad entre el yo individual y la realidad última, generando una totalidad que transmite al individuo una sensación de libertad última y de plenitud total.

Wilber, explica que el desarrollo tiene que ver con la forma, y el despertar con la vacuidad. Y señala, que el estadio de desarrollo en el que estamos influye en el modo que se experimenta la FORMA.

Me gusta la palabra que propone Gauna como apercepción y la explicación que realiza sobre nuestro sistema cuerpo-cerebro-entorno. Por tanto, la forma es nuestro sistema cuerpo-cerebro-entorno.

¿Cómo desarrollo mi capacidad cognitiva de percepción de esa forma?

Gauna realizó un trabajo excepcional de explicación didáctica sobre una parte del diseño, que no he visto a nadie más interesarse por ella, ni tampoco explicarla, al menos no sin pagar un alto precio. De forma altruista él comparte la explicación sobre nuestra capacidad cognitiva codificada en nuestro diseño en los tonos:

Si te interesa conocer los tonos que aparecen configurados en tu variable, puedes consultarlos en la herramienta 64keys como expliqué en esta publicación.

Para obtener la información de nuestra variable, y en particular los tonos, necesitamos conocer nuestra hora de nacimiento con exactitud. Puedes obtener tu hora de nacimiento de tu partida de nacimiento. En España, se puede solicitar en el Ministerio de Justicia de forma online, y descargarte tu certificado en el momento.

Aún así, es posible que en el hospital no fuesen muy exactos al apuntar tu hora de nacimiento. Puedes probar:

  • Variar un poco tu hora y ver si aparecen diferencias en tu variable.
  • Usar un péndulo de radiestesía para preguntar tu hora.
  • Consultar un astrólogo para ajustar tu hora.

Lee e interpreta las diferencias, y compáralas con tu experiencia de vida. Lo que importa es tu biografía, cómo tú vives y observas tu vida.

Espero que esto ayude a seguir con tu desarrollo en los diferentes estadios que propone Wilber.