Ahorrando con pequeñas acciones

Hace poco he descubierto 3 acciones sencillas que nos pueden ayudar a ahorrar un poco de dinero en nuestra factura de la luz. Un gasto fijo que tenemos todos los meses y, que merece la pena revisar, por si podemos ahorrar un poco, o quizás mucho. Las 3 acciones consisten en revisar:

  • Tipo de contrato.
  • Discriminación horaria.
  • Potencia contratada.

En tu factura de la luz tiene que aparecer el tipo de contrato que tienes:

  • Mercado libre. Precio que quiera poner la empresa.
  • Mercado regulado. Precio publicado en el BOE. Precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC).

En la página de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) puedes encontrar diferentes guías y publicaciones muy útiles y prácticas. Puedes pedir a tu empresa comercializadora que te cambie al mercado regulado si te interesa más.

La potencia contratada tiene que aparecerte en tu factura. Pagamos un fijo mensual por esa potencia contratada. ¿Cómo saber si estás pagando de más o no por esa potencia? ¿Tienes contratado un exceso de potencia por el que pagas un precio todos los meses aunque no la utilices?

En el simulador del CNMC puedes comprobar si tienes o no potencia contratada de más. Para poder hacer la simulación necesitas un documento con tus consumos y, que puedes descargar en la página web de tu empresa distribuidora. El nombre de la empresa distribuidora tiene que aparecer en tu factura. Tendrás que crearte un perfil en su web y, ya podrás descargar ese fichero. Consulta con tu empresa comercializadora cuánto va a cobrarte por hacer el cambio de potencia contratada y si necesitas o no el Boletín eléctrico.

Las condiciones de la discriminación horaria puedes consultarlas en la CNMC. Si durante la hora valle consumes al menos un 30% de energía del total, ya te compensa hacer el cambio de tarifa. Consulta con tu comercializadora cuánto te cuesta que te realicen el cambio de tarifa.

Para aprender un poco más, puedes:

Espero que te haya sido útil.