Lo mejor de un final es lo que está a punto de empezar

Hace poco encontré un vídeo estupendo en la página de Francisco Alcaide, reconocida persona en el mundo de RRHH. Me ha parecido un vídeo con tan buenos mensajes que no he querido dejar pasar la oportunidad de colgarlo en el blog y que más gente lo pueda conocer.

En este vídeo se cuenta parte de la historia de un equipo de rugby de Vigo. Sí, ¡de Vigo! “No sólo se juega al rugby en Nueva Zelanda”, es lo que pensé cuando lo ví por primera vez. Norm Maxwell, un antiguo jugador de los All Black, equipo líder de rugby en NZ, cuenta su experiencia en aquel equipo de estrellas. Cuando tuvo éxito pudo ver cómo la gente se acercaba a él, esperando mucho por su parte, a pesar de seguir siendo la misma persona. Veía cómo la gente vivía sus sueños a través de él y cómo las personas del mundo del rugby profesional aumentaban la presión a la que se sometía. Esa gente fue quien le quitó el amor por el juego. Algo que durante años le había hecho muy feliz.

Escuchándole en el vídeo me dí cuenta una vez más de algo que he podido comprobar en mí misma. Las situaciones difíciles, haber vivido esas emociones, frustraciones, desilusiones, decepciones, angustias, rabia, asco, desesperanza … y salir de ese estado emocional reforzado, volver a estar ilusionado y con ganas de trabajar sobre tu proyecto de vida, eso sólo se aprende si lo has vivido. “La vida es vivir”. No podemos aprender lo que significa la vida en un libro. Sólo lo podemos vivir.

En el vídeo podemos ver cómo los caminos de dos personas se cruzan en Nueva Zelanda. Es impresionante ver cómo algo prácticamente improbable, ¡sucede!

En los entrenamientos hacen un ejercicio muy bueno en valores. Dos compañeros tienen que llevar entre los dos a otros cinco y llegar lo más lejos posible. Norm les explica que ese ejercicio les enseña que a veces en un partido tendrán que cargar con el compañero, si no habla, lo harán por él, si no cuida de sí mismo, le cuidarán ellos, si no hace lo correcto, lo harán por él. Hasta la llegada de Norm a Vigo, el equipo no había trabajado la parte mental o espiritual del deporte. Norm demostró ser un gran líder que supo sacar lo mejor de su equipo. Espero que disfrutéis del vídeo tanto como yo.

Necesitamos humildad para aprender y coraje para decidir

Hace tiempo que encontré este vídeo motivador que nos llena de energía para seguir adelante con aquellos retos que nos planteamos. Algunas de las ideas de este vídeo son:

  • Somos libres para elegir, para tomar decisiones.
  • Aprender algo significa entrar en contacto con un mundo desconocido.
  • Las cosas más simples son las más extraordinarias.
  • Atrévete a cambiar y desafíate. No tengas miedo a los retos.
  • Es necesario insistir una y otra vez para conseguir aquello que queremos.
  • Si no crees en ti mismo puedes perder una batalla que pensabas ganada.
  • Recuerda qué es lo que quieres.
  • No tengas miedo a equivocarte y empieza de nuevo.
  • Ten paciencia para encontrar el momento exacto.
  • Felicítate por tus logros. 
  • Si no has conseguido lo que querías, analiza las causas e … ¡¡ inténtalo con más FUERZA !!
  • El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños.

Necesitamos tomar nuestras decisiones con coraje. Asumir nuestras limitaciones y buscar la manera de superarlas. Si nos falta formación, nos formamos. Si nos faltan habilidades, tratamos de ponernos en situaciones que nos permitan desarrollarlas. Si tenemos miedo, lo identificamos y lo enfrentamos.

Una cita del psiquiatra Enrique Rojas que encontré en el libro de Francisco Alcaide, Fast Good Management, pone en evidencia la necesidad de aprender a gestionar la frustración. Aprender que no siempre podemos tener lo que queremos cuando queremos, hace que aprendas a ser más paciente y esperar al momento exacto para conseguir lo que quieres. 

Enrique Rojas: «Parece una paradoja pero la frustración es necesaria para la modulación de la personalidad. Es la piedra de toque de la madurez. En el triunfo uno se emborracha de sí mismo mientras que el sufrimiento sirve para entender qué significa el arte de vivir»”.

Sir Ken Robinson referente en creatividad

Una persona que conocí a través de un vídeo de RSAnimate es Sir Ken Robinson. Buscando más información sobre él, encontré una entrevista que Eduard Punset le había realizado y en la que se hablaba sobre el libro “El Elemento”. Este libro te anima a buscar aquello que te apasiona, aquello por lo que te levantas cada día.

“Cuando nos apasiona lo que hacemos y además tenemos la preparación adecuada para hacerlo bien, estamos en nuestro “elemento”, un estado maravilloso en el que trabajamos sin cansancio y con gran creatividad”
Ken Robinson

En muchas ocasiones estamos inmersos en un trabajo diario que realizamos por inercia, que no pensamos demasiado si nos ilusiona o no. Simplemente lo hacemos porque parece que eso es lo que se espera de nosotros. Creo que pasamos demasiado tiempo averiguando qué es lo que se espera que hagamos y pensamos poco en qué es lo que realmente nos llena.

A veces es necesario tomarse un tiempo de descanso, de reflexión. Quien puede permitírselo se dedica por ejemplo un año sabático a pensar qué quiere hacer con su vida. Muchos otros no podemos tomarnos ese año sin trabajar, pero podemos pensar en pequeñas fracciones de tiempo. Podemos dedicar diez minutos al día o un día a la semana para nosotros. Podemos pensar qué hemos estado haciendo y qué nos ha producido a nivel emocional todo aquello que hemos realizado. ¿Cuántas veces hemos sonreído esta semana? Si no hemos sonreído, yo me preocuparía un poco. Si ya no te acuerdas cuando fue la última vez que sonreíste, entonces pararía sí o sí un día entero para pensar qué estoy haciendo.

Volviendo al “elemento” del que nos habla Robinson, ¿cómo lo identificamos? ¿Alguna vez habéis estados tan concentrados en una tarea que no oíais a nadie más alrededor aunque os estuviesen hablando? ¿Habéis pensado que llevábais con una tarea un par de horas y se os ha pasado la tarde entera?

En mi caso cuando estudiaba matemáticas en la carrera, descubrí que ese era mi elemento en esa etapa. Podía pasarme horas y horas estudiando. Mi cabeza era como si se abriese, como si fuese capaz de entender y comprender lo que hasta ahora era una nube negra en mi cabeza, un dolor de cabeza. Pero ocurría. Entendía una cosa clave y empezaba a despejarse la cabeza y seguía estudiando y disfrutando muchísimo con lo que hacía. Era estupendo.

Os dejo el vídeo de RSAnimate que no me canso de ver porque realmente es fantástico. Que lo disfrutéis.